Poesías de amor recitadas para dedicar a las novias. Poesías  de amor para dedicar a los novios. Poesías para dedicar a todos los enamorados. Poesías recitadas para dedicar
Poesías románticas  de Juan Gelman Poesías románticas de Federico García Lorca Poemas de amor famosos Poesías románticas de Pablo Neruda Nuevos poemas  de amor recitados Poesías de amor de José Ángel Buesa Poemas de amor de Octavio Paz Poemas románticos de Bécquer Poesías de amor de Juan Ramón Jiménez

Poemas de la generación del 27

poesias recitadas para dedicar

Poesías románticas de Vicente Aleixandre

poemas recitados para dedicar, poesías románticas para dedicar

Poesías románticas  de Jaime Sabines Poemas de amor. Mario Benedetti Poemas de amor. Pedro Salinas Poemas de amor de Miguel Hernández Poemas de amor de Manuel Altolaguirre Poesía de amor de Claudio Rodríguez Poemas de amor de José Ángel Valente Poemas románticos de Dulce María Loynaz

 

 

Poesías románticas para dedicar a la novia. Poesía romántica para dedicar al novio

Poesías románticas para dedicar al novio.  Poesías románticas para dedicar a la novia.  Poesías románticas para dedicar a un amigo.  Poesías románticas para dedicar a una amiga.  Poemas de amor para dedicar. Poesías de amor para dedicar.   Escucha las mejores poesías de amor para dedicar y amar. Poemas románticos para dedicar el día de San Valentín.  Poemas románticos para dedicar el día del amor.  Poesías románticas para escuchar en las tristes tardes oceánicas en donde solamente te queda el recuerdo del amor.  Poemas de amor para escuchar  y descubrirte.  Una selección de poesías de amor para escuchar y soñar.   Dedicar poesías de amor. Dedicar poemas de amor. Dedicar poesías románticas.

 

 

Haz clic en las imágenes para escuchar los poemas de amor dedicados

 
   

Poema 20: Puedo escribir los versos más tristes esta noche

 

Puedo escribir los versos más tristes esta noche

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.

Escribir, por ejemplo: «La noche está estrellada,

y tiritan, azules, los astros, a lo lejos».

El viento de la noche gira en el cielo y canta.

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Yo la quise, y a veces ella también me quiso.

En las noches como ésta la tuve entre mis brazos.
La besé tantas veces bajo el cielo infinito.

Ella me quiso, a veces yo también la quería.
Cómo no haber amado sus grandes ojos fijos.

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido.

Oír la noche inmensa, más inmensa sin ella.
Y el verso cae al alma como al pasto el rocío.

Qué importa que mi amor no pudiera guardarla.
La noche está estrellada y ella no está conmigo.

Eso es todo. A lo lejos alguien canta. A lo lejos.
Mi alma no se contenta con haberla perdido.

Como para acercarla mi mirada la busca.
Mi corazón la busca, y ella no está conmigo.

La misma noche que hace blanquear los mismos árboles.
Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos.

Ya no la quiero, es cierto, pero cuánto la quise.
Mi voz buscaba el viento para tocar su oído.

De otro. Será de otro. Como antes de mis besos.
Su voz, su cuerpo claro. Sus ojos infinitos.

Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero.
Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido.


Porque en noches como ésta la tuve entre mis brazos,
Mi alma no se contenta con haberla perdido.

Aunque éste sea el último dolor que ella me causa,
y éstos sean los últimos versos que yo le escribo.

Poesía de amor de Pablo Neruda

 

 

Llévame hasta ti

 

Llévame hasta ti

desnudo como la arena.

Llévame hasta ti

girando como tus trenzas

giran en la almohada.

Llévame hasta ti

quiero en tu mar navegar

por los senderos de tus pecas.

Llévame hasta ti

que quiero ser el viento

que quiero ser tu luna

que quiero ser tu tiempo.

Llévame hasta ti.

Te traigo un breve poema

y me llevo tus besos.

Cambio palabras por recuerdos.

Llévame hasta ti

quiero ser tu luna,

quiero ser tu viento,

y un nuevo tiempo nuestro.

Ser tu canción y tu asiento.

Ilusiones de una noche de amor,

infinita e íntima.

Como tu luna,

como mis sueños.

Como tú

mi viento,

mi beso,

mi canción,

mi tiempo.

Jesús Ángel Morato, poesía romántica.

 

 

No quiero que te vayas
 

 

No quiero que te vayas
dolor, última forma
de amar. Me estoy sintiendo
vivir cuando me dueles
no en ti, ni aquí, más lejos:
en la tierra, en el año
de donde vienes tú,
en el amor con ella
y todo lo que fue.
En esa realidad
hundida que se niega
a sí misma y se empeña
en que nunca ha existido,
que sólo fue un pretexto
mío para vivir.
Si tú no me quedaras,
dolor, irrefutable,
yo me lo creería;
pero me quedas tú.
Tu verdad me asegura
que nada fue mentira.
Y mientras yo te sienta,
tú me serás, dolor,
la prueba de otra vida
en que no me dolías.
La gran prueba, a lo lejos,
de que existió, que existe,
de que me quiso, sí,
de que aún la estoy queriendo.

 

 

Poema romántico de Pedro Salinas

 

 

 
           
Como ella

 

Como ella

el mar.

Sin ella

la marea.

Con ella

la playa.

Sin ella

la arena.

Mar sin playa

olas sin agua.

Ella es mi sendero.

Mar sin playa

te vas lejos.

Ella se va

y yo me quedo.

Quiero ser como ella

y solo  tengo

el cielo azul,

la blanca arena,

el agua clara

y la noche serena.

Ella se va

y yo me quedo

con su mar,

con  su playa,

sin su mirada,

sin su cielo.

Con ella el mar.

Sin ella

la marea.

La noche es un monte

oscuro, sobre la sombra de aquel

recuerdo.

Por la playa, por el viento

te escribo y te siento.

Con ella y sin ella,

sin ella y sin cielo.

 

Poema romántico de Jesús Ángel Morato

 

 

Crezco

Crezco sin medida al abrigo de tus besos.

Trepo de tus piernas a tus pechos.

Busco el fruto, el derrame de tu cuerpo.

Y henchido de esperanzas te florezco.

Paso en flor tus primaveras,

y presumo que te tengo,

que te llevo a mi maceta,

que te enredo.

Pero al paso de los años

no me acuerdo de tus riegos,

y te secas en mis ramas

y te pierdo.

 

Javier Lamamie, poesía romántica

 

  Cuatro

Esta noche los cuatro
nos damos libremente, como obsequios.
Ya no somos parejas y formamos
un círculo perfecto.

Un placer sin palabras,
algo así como un juego de calor,
mas con las mismas mañas
del amor entre dos.

Y el latido de manos y de bocas
con su idioma de sed:
en cada piel absorta que se posan
tocan un corazón bajo la piel.

Sobre este cuarto ha descendido el mundo,
la luz intacta de la vida breve
envolviéndonos juntos
mientras la noche afuera dura y llueve.

No volveré a estar solo.
Después de haber amado así, la muerte
no me tendrá del todo.

 

José Luis Piquero, Cuatro. Poesía romántica

 
           
Lavandera quiero ser

Lavandera quiero ser.

Lavar mi pena en la orilla

mirando el agua correr.

En la orilla de este arroyo

lavandera quiero ser.

Mi pena honda, tu pena,

amor, pena, arroyo, sed.

Agua que cantando pasa

y dice yo no sé qué

de tu pena, de mi pena,

del amor y de la sed.

En la orilla de este arroyo

lavandera quiero ser.

 

Concha Lagos, poesía romántica

 

 

Fábricas del amor

Y construí tu rostro.
Con adivinaciones del amor, construía tu rostro
en los lejanos patios de la infancia.
Albañil con vergüenza,
yo me oculté del mundo para tallar tu imagen,
para darte la voz,
para poner dulzura en tu saliva.
Cuántas veces temblé
apenas si cubierto por la luz del verano
mientras te describía por mi sangre.
Pura mía,
estás hecha de cuántas estaciones
y tu gracia desciende como cuántos crepúsculos.
Cuántas de mis jornadas inventaron tus manos.
Qué infinito de besos contra la soledad
hunde tus pasos en el polvo.
Yo te oficié, te recité por los caminos,
escribí todos tus nombres al fondo de mi sombra,
te hice un sitio en mi lecho,
te amé, estela invisible, noche a noche.
Así fue que cantaron los silencios.
Años y años trabajé para hacerte
antes de oír un solo sonido de tu alma.

Poesía romántica de Juan Gelman

 

 

Sobre la falda

Sobre la falda tenía
el libro abierto;
en mi mejilla tocaban
sus rizos negros.
No veíamos las letras
ninguno creo;
mas guardábamos ambos
hondo silencio.
¿Cuánto duró? Ni aun entonces
pude saberlo.
Sólo sé que no se oía
más que el aliento,
que apresurado escapaba
del labio seco.
Sólo sé que nos volvimos
los dos a un tiempo,
y nuestros ojos se hallaron
y sonó un beso.

Gustavo A. Bécquer, poema de amor.

 

 
           

¿Y qué es amor, sino la gloria misma?

 

¿Y qué es amor, sino la gloria misma?

Y desamor, ¿no es el infierno acaso?

Dichoso el que en las caras de su prisma

de aquél se encuentre lleno y de éste escaso.

 

Yo no sé de ninguna otra ventura

como es aquélla que a la dicha induce,

a través del sabor de la dulzura

al amar, porque al éxtasis conduce.

 

Quien no haya sido amado, ni tampoco

amó con el ardor imprescindible

para hacerlo y que siempre será poco,

nunca sabrá el valor de lo infinible

 

y es que cuando en amor estás inmerso,

pequeño se te queda el universo.

 

Cristino Vidal , poesía romántica.

 

 

 

Te reirás de mi


 

Te reirás de mí, pero me vuelves loco.

Desdeñando estar solo, te busqué sin buscarte.

En la plaza del pueblo, en la boca de todos,

me quedé embelesado del fulgor que desprendes.


 

Fue pedir que viniera un ángel a mirarme

y apareció enseguida tu mirada de ángel.

Fue pedir la palabra mejor del diccionario

y tú me la trajiste dibujada en tu rostro.


 

Fue pedir imposibles, invenciones poéticas,

unos versos que nunca la realidad los lee

y tú me los trajiste, poesía de poesías.

Fue pedirte mi vida y apareció contigo.


 

Y ahora que te he visto, que tienes una imagen,

que bebí de tu néctar apoyado en tu nube,

vivo para una cosa: para seguir mirándote

y que nunca me falte tu resplandor inmenso.


 

No existe lejanía donde tu luz no brille.

Ni siquiera la noche te apaga en mi cabeza.

Por tu culpa no duermo, porque duermes conmigo

y te duermes mi sueño: eres tú que en mí duermes.


 

Y te escribo poemas, aprovecho ese tiempo

de descanso imposible para amarte a distancia

y decirlo al silencio de una hoja vacía

con las luces fundidas de unas teclas sonando.


 

Rafa Dedi, poesía romántica


 

 

 

Beso

 

¡Qué sola estabas por dentro!

Cuando me asomé a tus labios
un rojo túnel de sangre,
oscuro y triste, se hundía
hasta el final de tu alma.

Cuando penetró mi beso,
su calor y su luz daban
temblores y sobresaltos
a tu carne sorprendida.

Desde entonces los caminos
que conducen a tu alma
no quieres que estén desiertos.

¡Cuántas flechas, peces, pájaros,
cuántas caricias y besos!

 

 

Poema de amor de Manuel Altolaguirre

 

 
           

Escena Digital Locutores S.L. Producciones para radio, televisión y productoras publicitarias   

 

       Dirección General: Jesús Ángel Morato. Teléfono : + 34 666 93 18 29 Administración: Luisa Prado. Teléfono : + 34 670 90 95 51 . Teléfono 0034 91 461 83 88  Estudios  de grabación asociados en Madrid, Barcelona, Alicante, Málaga, Zamora, Lugo, , Marbella, Sevilla, Cádiz, Ciudad Real, Girona y  Aragón. Estudios de grabación asociados en Chequia, Polonia, Portugal, Egipto,  Francia,  Inglaterra, Alemania, Brasil, Turquía, México, China, Rusia y Corea.

Escena Digital locutores S.L.  Madrid ( España)  Nif B84656313 . Tomo 22816 - Folio 96 - Sección 8 - Hoja M 408424 . Copyright © 2006

 
   

     

Todas nuestras páginas de poesías románticas publicadas durante los últimos años

 
Selección de poesías románticas de 2003; Selección de poesías románticas de 2004; Selección de poesías románticas de 2005; Selección de poesías románticas de 2006; Selección de poesías románticas de  2007; Selección de poesías  románticas de 2008; Poemas de amor de Octubre de  2006; Poemas románticos de Enero de 2007; Poemas de amor de Abril de 2007; Poemas románticos de 2007; Poesías de amor de Enero de 2008; Selección de poesías  románticas de 2008; Poemas de amor  de Abril de 2008; Poesías de amor de Agosto de 2008; Poemas de amor de Enero de 2009; Poemas de amor, edición de Abril de 2009; Poesías de amor de Agosto de 2008; Edición de Agosto de 2009; Poemas de amor. Noviembre de 2009; Selección de poemas románticos; Poemas de amor. Enero de 2010; Poemas de amor. Marzo de 2010; Poemas de amor. Junio de 2010; Poemas de amor. Septiembre de 2010; Poesías de amor. Diciembre de 2010; Poemas de amor. Marzo de 2011; Poesías de amor. Mayo de 2011; Poesías de amor. Verano de 2011; Poesías de amor. Octubre de 2011; Selección de poemas románticos de otros autores.; Poesías de amor de Enero de 2012; Poesías de amor de Abril de 2012; Poesías de amor de Agosto de 2012; Poesías de amor. Octubre de 2012; Poesías de amor. Diciembre de 2012; Poesías de amor. Febrero de 2013; Poemas de amor. Mayo de 2013; Poemas de amor. Agosto de 2013; Poemas románticos. Noviembre 2013; Poemas románticos. Enero 2014; Poemas románticos. Abril de 2014; Poemas románticos. Junio 2014; Poemas de amor. Agosto 2014; Poemas de amor. Octubre 2014; Nuevos poemas  de amor recitados; Poemas de amor. Enero 2015; Versos de amor para enamoradas. Febrero 2015; Antología de poesías románticas cortas. Abril 2015; Nosotros; Escena Digital Locutores S.L.; Enlaces; Escucha "Como un Torrente"; Formulario para enviar poemas; Producción y  doblajes. Locutores de  publicidad; Emisoras de radio y de televisión; Programas de radio para escuchar  

Selección de poemas para escuchar de "20 poemas de amor y una canción desesperada"

Poema 20: Escuchar el poema Puedo escribir los versos más tristes esta noche/Poema 4. Escuchar el poema Es la mañana llena/ Poema 19: Escuchar el poema Niña morena y ágil/ Poema 15: Escucha el poema Me gustas cuando callas/ Poema 12: Escucha el poema Para mi corazón
 

 
Búsqueda personalizada